jueves, 11 de febrero de 2016

Eduardo Elsztein es dueño de IRSA que posee la mayoría de los shopping de Argentina, entre tantas de sus empresas tiene a CRESUD, una cerealera con una política agresiva en la compra de campos para sembrar mayoritariamente soja, una empresa que junto a Monsanto y Syngenta fue denunciada por la Asociación Campesina del Valle de Conlara por las fumigaciones que hacían en sus campos de maíz y soja transgénicos. Estas fumigaciones causaron animales muertos, huertas ecológicas quemadas por los agrotóxicos, y problemas de salud en las personas que estuvieron expuestas a estos venenos causando problemas en la piel y en las vías respiratorias. Los campesinos presentaron un recurso ambiental como medida cautelar y un juzgado hizo lugar a este ordenando el cese de las fumigaciones de todo tipo de agroquímicos incluido el glifosato, se puso en marcha el principio precautorio hasta que se resuelva la cuestión de fondo. Esto es solo un ejemplo de como se manejan estas empresas genocidas, y es para tener en cuenta que cuando uno ve esos arbolitos de navidad, la decoración y luces de estos shopping no todo es lo que parece, atrás de todo este lujo y luces de colores esta la parca con su tunica negra y con su guadaña envenenando, enfermando y matando en nuestros campos.

 .
Foto de Fuera Monsanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada