martes, 10 de marzo de 2015

CON EL PRETEXTO DE COMBATIR LA "GUERRILLA" Y AYUDA "HUMANITARIA"
PARAGUAY PERMITIRA INSTALAR OTRA BASE MILITAR DE EE.UU 



Paraguay instalará una nueva base militar en el norte del país cuyo objetivo será el de devolver la tranquilidad a la población de la zona, en la que opera el movimiento guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), informa el ministro de Defensa. 


 



Paraguay instalará una base militar en el norte del país cuyo objetivo será el de devolver la tranquilidad a la población de la zona, en la que opera el movimiento guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), informa el ministro de Defensa.
"No podemos continuar así", señaló el ministro Soto Estigarribia, agregando que los soldados se dedicarán no solo al control y represión del delito, sino que además llevarán a cabo tareas de desarrollo en varios ámbitos. El funcionario declaró que está prevista la inversión de alrededor de dos millones de dólares en las instalaciones. 

El anuncio se produce después de varias especulaciones sobre la aparición de una base estadounidense en Paraguay. Pablo Ruiz, integrante de los Observadores de la Escuela de las Américas, sostiene que mediante el establecimiento de bases en América Latina Washington busca apoderarse de los recursos naturales de la región. 

Según el analista, EE.UU. está presionando a varios países amigos de América Latina como "Colombia, Chile, Perú, Panamá o Paraguay" con el objetivo de "seguir militarizando" la región. "La posición es estratégica porque también está en la frontera con Brasil", subraya. 

Para Ruiz detrás de las bases militares o del espionaje "hay intereses geopolíticos que tienen que ver con tener acceso a los recursos" tales como "el petróleo", "el agua dulce", "la biodiversidad" o "los minerales" que "asegura" son esenciales "para seguir manteniendo el imperio de los EE.UU.".

ESTA SE SUMA A OTRAS YA INSTALADAS
En el departamento de San Pedro, Paraguay, se instaló también un "Centro de Operaciones de Emergencias (COE)" bajo las directivas del Gobierno de Estados Unidos.

Se trata de una nueva base militar del Comando Sur, a través del cual, según comunidades indígenas de la zona -tal publica Prensa Rurgal-, "se abona al control geoestratégico imperialista en la región y al saqueo de los recursos naturales, en este caso con el aval del presidente local Horacio Cartes".

El 22 de febrero último, durante la inauguración del COE, autoridades del ministerio de Defensa, el embajador norteamericano, James Thessin, y el contralmirante George Ballance, director de Cooperación en Seguridad del Comando, presentaron la base militar como "ayuda a la población paraguaya ante eventos de emergencias o desastres naturales que se pudieran presentar en nuestro territorio".

Para Abel Irala del Servicio de Paz y Justicia de Paraguay, se trata de "de penetración imperialista con la formación de policías militarizadas y de cuerpos especiales de élite para el combate al terrorismo o la prevención del mismo, en algunos casos con involucramiento directo del Pentágono".

Hay antecedentes en la región: en el 2012, se inauguró el "Centro de Entrenamiento para Personal de Operaciones de Paz en Zonas Urbanas" en el Fuerte de Aguayo, Concón de Chile.

Y en nuestro país, también se intentó instalar una base militar bajo el eufemismo de "ayuda humanitaria" en el Chaco Argentino, que no se concretó a causa de la resistencia popular.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada